La potencia de lo falso: símbolo de expresión del cine de Alain Robbe-Grillet

Olga Irene Scarpatti Fonato

Resumen


Resumen: El cine de Alain Robbe-Grillet fue uno de los que produjo, en la década del 60´, una ruptura con el cine clásico. Pertenece a la época de la aparición de la Nouvelle Vague cuyos representantes más notables: François Truffaut, Jean-Luc Godard, Jacques Rivette, Éric Rohmer, Claude Chabrol, estaban ligados a la revista Cahiers du Cinéma. En cambio, Robbe-Grillet, Chris Marker, Marguerite Duras, Agnés Vardá, Alain Resnais, se hallaban cercanos a la revista Positif, cuyos referentes eran las vanguardias literarias. Nosotros hemos centrado nuestro análisis en la emblemática película de Robbe-Grillet L’homme qui ment., porque consideramos que a través de la construcción de esta ficción podemos descubrir problemáticas que inquietan a muchos pensadores. Para este análisis hemos tomado como hilo conductor a Giles Deleuze y su concepto de imagen-tiempo. Esto nos lleva a tener una mirada ontológica de las imágenes y observar cómo el cine tiene un estrecho vínculo con la filosofía. Asimismo es posible encontrar otro elemento, que no ha dejado de preocupar a los grandes pensadores, como es la dicotomía mentira-verdad. En la reflexión nietzscheana estos conceptos ocupan un papel central. Es Nietzsche quien produce una ruptura con las filosofías precedentes del racionalismo. Él considera que vivimos en un mundo donde lo verdadero es sólo una ficción, una construcción del sujeto. La potencia de lo falso no está relacionaa con la vulgar concepción de la mentira, sino con la fuerza que ejerce sobre la vida. Necesitamos de esas ficciones para afirmar la vida, dado que, no hay verdades indubitables.

 

 


Palabras clave


Cine – Deleuze – Imagen-tiempo – Potencia de lo falso – Repetición

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.

Indizada en: